martes, 6 de noviembre de 2012

Pasta Improvisada

¡Hola! ¿Alguna vez les ha pasado que mueren de hambre pero no hay mucho para comer en casa?    Me encanta improvisar y comer algo nuevo con lo que haya disponible. Hoy lo hice y decidí compartirlo con ustedes.

Pasta: Elegí estrellitas porque había una bolsita con suficiente pasta para una persona y preferí no abrir nada nuevo, pero me hubiera gustado usar espagueti o fetuccine. El primer paso será hervir la pasta, me gusta hacerlo en agua con unas gotas de aceite (para que la pasta no se pegue), sal, pimienta y un diente de ajo. Saco la pasta del agua cuando no está todavía 100% lista para que no pierda consistencia cuando se cocine con los demás ingredientes. Dejar en un escurridor y pasar bajo agua fría. 


 En una sartén (que no esté tan rayada como la mía, jajaja) calienten aceite de olivo para freír los chiles de árbol. Para este plato individual utilicé 2 chiles de árbol secos cortados en rodajas . Ya que el aceité esté bien caliente bajen la flama y agreguen los chiles. Tienen que mover los chiles con una pala en todo momento y retirarlos en cuanto comiencen a cambiar de color. Bajar la flama y moverlos impide que se quemen. Si se queman, los chiles toman un sabor amargo que arruinará su pasta.


Retiren el exceso de aceite de la sartén pero dejen un poco, agreguen un cuadrito de mantequilla y dejen que se derrita. Mezclen la mantequilla y el aceite para que la primera no se queme. Agreguen ajo picado y dejen freír hasta que dore. La cantidad de ajo depende de cada gusto. En este caso, para un plato individual, utilicé un diente grande de ajo. Estos pasos deben hacerse con flama baja para no quemar la mantequilla ni dorar el ajo tan rápido que pueda quemarse.


 Agregar la pasta a la mantequilla y el ajo. Dejar freír levemente. Agregar dos cucharadas de crema para darle sabor. Lo importante es que no quede cremoso o con una salsa, sino que la crema le de cuerpo, sabor y aroma únicamente.


 Mientras la crema se derrite, y antes de que se consuma, salpimentar al gusto. Una vez que se consuma la crema, agregar almendras fileteadas y los chiles de árbol freídos previamente. Mezclar sin mover demasiado para que la pasta no se bata. 



 Servir  y espolvorear con queso parmesano seco.
¡Que lo disfruten! Y si crean algo nuevo, ¡compártanlo!