sábado, 5 de marzo de 2011

Ladies and Gentlemen... Beady Eye!


La sonrisa y emoción que se ven en esta foto por el gusto de haber recibido mi CD y Vinyl de Beady Eye, en una hora se borraron y se convirtieron en una fuerte amargura.

Es necesario que sepan, que las opiniones que siguen en este post están basadas en haber escuchado 'Different Gear Still Speeding' únicamente una vez.

El martes pasado, sin haber escuchado el álbum completo (únicamente BTL, TR y FLW), uno de mis mejores amigo y fan inglés de Oasis desde 1994 (conoció a Noel en un concierto de Inspiral Carpets, háganme el favor!), me preguntó qué opinaba de Beady Eye.

Mi respuesta a su pregunta fue: Sinceramente, no sé. Todo esto me parece una broma y hasta no escuchar el disco completo, prefiero no opinar.

Llegó el día esperado. El jueves llegó a mi casa el paquete con la música que moría por escuchar (a pesar de haberse filtrado semanas antes, yo no lo escuché). La verdad es que no podía contener mi emoción. Me preparé con una copa de vino, audífonos y booklet en mano. Lista para escuchar lo que podría ser el soundtrack de la segunda mitad de mi vida.

Visualmente el disco es hermoso. El arte está excelentemente diseñada y disfruté como hace mucho no lo hacía de ver y leer información de la producción de la música.

Mientras escuchaba las diferentes canciones, bailé un poco con algunas de ellas, otras las critiqué fuertemente y otras tantas ni siquiera captaron mi atención.

El verdadero problema fue cuando la música dejó de sonar. Me quedé unos cinco minutos sin moverme, sin saber qué es lo que había pasado. Sin más, me invadió una tristeza tan profunda que sola y sin hablar, se me hizo un nudo en la garganta y los ojos se me llenaron de lágrimas. No era de emoción... Era un sentimiento de vacío emocional muy fuerte.

Unos minutos después pensé en silencio: "No seas ridícula, bájale al drama!" En seguida prendí la computadora y busqué videos del primer concierto de Beady Eye que había ocurrido ese mismo día. Encontré 'Bring The Light' y sin haber pasado siquiera la mitad de la canción, yo ya estaba llorando 'a moco tendido'.

Toda la experiencia me pegó en la cara diciéndome: 'Definitivamente Oasis terminó, nunca habrá algo parecido en tu vida y nunca más experimentarás música o un concierto como lo hiciste en los últimos 16 años de tu vida'.

Algunas de las canciones de Beady Eye son muy buenas, otras son MUY malas y otras, simplemente son demasiado largas. Sentí que escuchaba el Be Here Now, pero, en vez de tener la genialidad de Noel, quien te hacía disfrutar de canciones de 10 minutos, ahora tenemos la falta de originalidad, y admitámoslo, la falta de talento de Liam con los 3 changos que lo siguieron porque sin un Gallagher, no son nada.

Mi amigo Ben (el antes descrito) me dijo algo muy cierto. Liam no deja de hablar de cómo la música de Beady Eye es más Rock 'N' Roll que la de Oasis. Eso no demuestra nada más que su deseo por justificar un monton de canciones mal logradas, sin melodía, talento y emoción.

'Different Gear Still Speeding' es un buen disco, tal vez cuando lo escuche más veces, creará en mi alguna emoción diferente, pero por el momento, ni ganas de sacarlo de su caja me han dado.