jueves, 3 de diciembre de 2009

Michoman


Hoy ha sido uno de esos días tristes, difíciles.

Hoy a las 8:30 am, buscando a mi gato, que no había regresado de vagar, salí a la calle y lo encontré junto a la llanta de un carro y con mucha sangre debajo de su cabeza.

Grité tan fuerte que salieron algunos vecinos, pero yo no pude ni acercarme.

No voy a escribir sobre cómo murió, ni del por qué creo que mi vecino lo hizo, pero sí del fenómeno tan extraño que es perder a una mascota.

Es un sentimiento muy extraño, es como perder a un miembro de la familia, tan doloroso y tan impactante (y no quiero ni siquiera describirles lo que se siente encontrarlos en las condiciones en las que yo encontré a Michoman hoy)...

La gente no lo entiende, es más, yo misma he tratado de convencerme de que era solo un gato y que afortunadamente los demás estamos bien, pero no puedo. Es increíble como las mascotas se convierten en tu compañía, familia, amigos, confidentes y muchas cosas más que a veces ni con seres humanos puedes lograr.

Me siento tranquila, porque Michoman era el rey de la casa, hacía lo que se le daba la gana, era el más consentido y realmente fue un gato feliz durante los 12 años que vivió.

Desde el momento en que lo vi esta mañana, no me ha dejado de doler la cabeza, no he dejado de llorar ni se me ha quitado ese nudo en el estómago que hasta hace que me den ganas de vomitar, pero la verdad es que recordándolo, me he reído muchísimo.

Por ejemplo, cuando el veterinario hoy me preguntó cual era su nombre completo (para ponerlo en el bote de sus cenizas) dije Michoman, pero me reí por dentro sabiendo que su nombre real es:

"Emiliao Comotupaloa Bazzoongato Prieto Pinto Miche"

También me reí recordando que cuando llegó a la casa, estaba tan bebé que era más cabeza que cuerpo y tenía tantas pulgas, que podíamos ver como corrían en su cabezota.

O imaginármelo en el cielo de las mascotas echándose un duelo de miradas con nuestro hurón William, jajajaja...

Lo mejor: Michoman parecía perro! Le gustaba el jamón, el queso, las salchichas, el yoghurt, la gelatina, el huevo y el chicharrón... XD

Michoman, ya te extrañamos mucho y siempre te recordaremos.